El fútbol es un deporte colectivo, dinámico y complejo, que requiere de una gran variedad de habilidades técnicas, tácticas, físicas y psicológicas para su práctica. Estas habilidades no se pueden entrenar de forma aislada, sino que deben estar integradas y coordinadas en función de las demandas del juego. Para lograr este objetivo, es necesario que los entrenadores utilicen métodos de enseñanza que favorezcan el desarrollo integral del jugador, y que le permitan aprender a resolver los problemas que se le presentan en cada situación de juego. Uno de estos métodos es el método Pons, una propuesta de enseñanza deportiva que integra la técnica y la táctica en un mismo proceso de aprendizaje.

En primer lugar, el método Pons se basa en la idea de que el jugador debe ser capaz de leer e interpretar el juego, y de adaptar sus recursos cognitivos y motrices a las posibilidades que le ofrece cada situación. Para ello, el método Pons propone una serie de principios pedagógicos que orientan la planificación, la ejecución y la evaluación de las sesiones de entrenamiento. Estos principios son los siguientes:

El juego como eje central del entrenamiento: el método Pons utiliza el juego como el medio principal para el aprendizaje, ya que es la forma más natural y motivadora de practicar el fútbol. El juego permite al jugador experimentar, crear, expresarse y divertirse, al mismo tiempo que desarrolla sus habilidades técnicas y tácticas.

La adaptación de los ejercicios a las características del juego real: el método Pons busca que los ejercicios sean lo más parecidos posibles al juego real, tanto en el espacio, el tiempo, el número de jugadores, el material, las reglas, los objetivos, etc. De esta forma, se consigue que el jugador transfiera lo que aprende en el entrenamiento al partido, y que se enfrente a situaciones similares a las que se encontrará en la competición.

La variabilidad de los estímulos: el método Pons introduce cambios constantes en los ejercicios, para que el jugador tenga que adaptarse a diferentes contextos y condiciones. La variabilidad de los estímulos favorece la atención, la concentración, la creatividad, la toma de decisiones y la anticipación del jugador.

La participación activa del jugador: el método Pons promueve que el jugador sea el protagonista de su propio aprendizaje, y que tenga un papel activo en el proceso. Para ello, el método Pons fomenta la autonomía, la responsabilidad, la reflexión, la autoevaluación, el feedback, la comunicación y la cooperación del jugador. El entrenador actúa como un guía, un facilitador y un orientador, que propone, sugiere, pregunta, escucha y retroalimenta al jugador.

La individualización colectiva que solo ofrece el Método Pons en el aprendizaje: el método Pons respeta el ritmo, el nivel, las necesidades, los intereses, las preferencias y las características de cada jugador, y adapta el entrenamiento a su realidad. El método Pons busca que cada jugador progrese de acuerdo a su potencial, y que se sienta motivado, satisfecho y confiado con su rendimiento.

En segundo lugar, la aplicación del método Pons puede mejorar casi cualquier ejercicio del fútbol y convertirlo en un ejercicio del fútbol moderno, ya que permite desarrollar las habilidades técnicas y tácticas, físicas y psicológicas de forma conjunta, contextualizada y significativa para el jugador. Además, el método Pons mejora la planificación del entrenamiento, al optimizar el tiempo y los recursos disponibles, y aumenta la productividad del entrenamiento, al generar un mayor aprendizaje y transferencia al juego real.

En conclusión, el método Pons es una propuesta de enseñanza deportiva que integra la técnica y la táctica en un mismo proceso de aprendizaje, y que se basa en el juego, la adaptación, la variabilidad, la participación y la individualización como principios pedagógicos. El método Pons es una herramienta innovadora que puede mejorar el rendimiento y la satisfacción de los jugadores y los entrenadores de fútbol.

Consejo al mundo del fútbol :
Mejora de las infraestructuras en los clubes para mejorar el jugo calle para evitar una carencia en exquisitez técnica apreciada en las últimas décadas en los jugadores.. hay que habilitar espacios de juego reducidos en las instalaciones para que los niños puedan hacer 3×3 4×4 y hay que fomentar el aprendizaje para poder utilizar el Método Pons ya que un club y las herramientas de mejora que pueda tener son directamente proporcionales a los conocimientos del entrenador, del staff que le acompañe en su camino hacia el alto rendimiento.

https://Institute.ponsmethod.com